Tras bastidores ...

… del proyecto ABB Striebel & John

Uno de los proyectos más recientes en el cual WEMO y AWL trabajaron juntos fue el de ABB Striebel & John (S&J). Le preguntamos a Jules van Hooijdonk (Líder de proyecto en WEMO), Harold van Pinxteren (Gerente de proyecto en WEMO) y René van de Meeberg (Gerente de proyecto en AWL) cuál fue su experiencia con el proyecto y cuál es la fortaleza de esta fusión entre dos excelentes constructores de maquinaria.

Tiempo de lectura: 8 minutos

¿Cuál es el producto final?
S&J es un fabricante líder de sistemas de distribución de energía. Producen, entre otras cosas, armarios (de conmutación) para la construcción de casas. En los Países Bajos, hacemos un uso particular de los armarios de medición de madera, pero en Alemania los armarios de medición son de acero y suelen estar en el pasillo o en el sótano. El cliente quería automatizar completamente la producción de la carcasa de estos armarios desde la bobina hasta el producto terminado, en diferentes tamaños.

¿Cuáles eran los requisitos del cliente?
Los armarios ya estaban produciéndose de forma parcialmente automatizada, pero esto todavía implicaba una gran cantidad de trabajo manual. Además, debía reemplazarse la línea existente. El departamento de Investigación y Desarrollo (I+D) de S&J también estaba trabajando para optimizar los productos existentes y desarrollar nuevos tipos. Para reducir costos, se tuvieron que automatizar aún más y aumentar sustancialmente su capacidad. Esto implicó enormes inversiones iniciales, que primero debían aprobarse de manera interna.

¿Qué consideraciones se han hecho para una solución adecuada para S&J?

Un alto grado de automatización fue la base, en combinación con muy poco espacio disponible y estrictos requisitos para los tiempos de ciclo y cambio. Además, también hubo una serie de plazos ajustados. Los productos nuevos tuvieron que introducirse en la exposición comercial y la línea existente tuvo que demolerse durante las vacaciones de Navidad para dar paso a la nueva línea.

La solicitud original se basó en la soldadura MAG. El uso de soldadura MAG a menudo requiere acabado y rectificado, lo que no requiere la soldadura láser. Esto garantiza un proceso de producción mucho más rápido y por lo tanto costos menores por producto.

René: “Anteriormente, como resultado del proceso de soldadura, los armarios no estaban lo suficientemente sellados, una gran parte del acabado debía hacerse a mano después. Debido a que se nos ocurrió una solución de soldadura láser, S&J pudo aumentar la velocidad de producción y dejar de lado el acabado, el rectificado y el sellado manuales. Al final, esto ahorró una cantidad significativa de costos.”

Jules: “La soldadura láser proporciona una soldadura extremadamente limpia que no necesita ser mecanizada ni rectificada. Después de la limpieza, el componente puede pintarse inmediatamente. La soldadura láser establece requisitos extremadamente estrictos para el material de partida. Para permitir el uso de la técnica de soldadura por láser, el espacio de soldadura entre las distintas partes debe ser constante y muy pequeño. Para esto, los dobleces y los golpes deben ser extremadamente precisos. ¡Ese fue el mayor desafío para WEMO!”

Para que la soldadura láser resulte exitosa, durante la preparación del proyecto, el cliente debe dejar espacio para la contribuciones en las optimizaciones del producto. S&J permitió esta oportunidad. Junto con los departamentos de Producción, Ingeniería e I+D de S&J, WEMO y AWL pudieron contribuir para una solución total, esta fue una colaboración tremendamente valiosa para todas las partes.

Uno más uno es igual a tres

René: “Queríamos ayudar al cliente a dar el paso hacia la automatización. Como fabricante de máquinas experimentado, podemos ayudar a los clientes y complementar lo que conoce del producto con nuestras soluciones de automatización. Al hacer esto juntos y unir fuerzas de principio a fin, no se trata de solo colaboración, sino más bien de una asociación.”

Harold: “Le hemos dado al cliente la confianza de que hacemos todo lo posible para llegar a este punto y nos ha regresado esa confianza.”

Junto con S&J, los fabricantes de máquinas analizaron los requisitos de los productos nuevos y se les permitió implementar varios cambios en el diseño del producto. Las dimensiones y tolerancias se ajustaron finalmente en los dibujos del producto para que cumpliera con todos los requisitos del cliente y aún pudiera fabricarse de manera rápida, confiable y precisa. El resultado fue que, con base en la solución de WEMO, cuatro componentes del armario con un ajuste perfecto se pudieron transferir a AWL para que pudieran procesarlos de forma totalmente automatizada. La solución ofrecida por WEMO y AWL fue de gran valor agregado para el cliente. Esto se logró al pensar diferente y unir conocimiento y habilidades.

Jules: “Logramos la precisión mediante el método de posicionamiento utilizado, por lo que siempre usamos la misma referencia. Por lo tanto, las inexactitudes (tolerancias) no se han sumado entre sí y se evitó la acumulación de tolerancias. Al final, perfeccionamos las herramientas de punzonado mediante pruebas prácticas para obtener una forma óptima para el producto final definitivo.”

René: “Juntos analizamos el diseño del producto y, en consecuencia, ajustamos el concepto. Si podemos discutir el diseño del producto con el cliente de antemano, entonces uno más uno son tres. Esto beneficia la calidad del producto final.”

Harold: “Para S&J, la oportunidad de proporcionar información sobre el producto del cliente para permitir que se diseñe la mejor línea de producción posible es tremendamente valiosa. Y para eso lo hacemos todo.”

¿Cuál fue el desafío más grande en el proyecto?

Fue el diseño del producto, la diversidad de productos y materiales en una línea y la velocidad. También estaba el desafío en los plazos, había que entregar una línea cuyas especificaciones aún no habían sido establecidas. El diseño del producto final tuvo que arreglarse antes de que pudiéramos proceder con la entrega de la línea. Los productos de S&J deben cumplir con estándares y requisitos estrictos, pensar en pruebas de fuego y agua, y el producto debe ser visualmente atractivo.

Harold: “Dependíamos constantemente de la aprobación de I+D de S&J, pero también de AWL con respecto a la soldabilidad. Esto requirió de una cooperación muy competitiva y cercana.”

El Coronavirus trajo una dimensión inesperada al proyecto. Gracias a la nueva línea de máquinas de S&J, pudieron entregar armarios (de conmutación) en tiempos del Coronavirus, cuando otras empresas no pudieron. Como resultado, recibieron muchos pedidos y tuvieron que escalar en poco tiempo.

René: “Cuando estalló el Coronavirus, la línea de producción aún no estaba lista ni entregada. Finalmente, adoptamos una postura flexible y nos aseguramos de que la línea de producción funcionara antes de lo planeado. Esta situación, también nos exigió pensar de manera diferente, por ejemplo, usamos HoloLens para permitirnos ver en el sitio con el cliente. Nadie había previsto el impacto del virus, y ciertamente no era el escenario más ideal, pero gracias a una coordinación mutua adecuaca, lo llevamos a una conclusión exitosa.”

Gracias a la flexibilidad de todas las partes, S&J pudo acelerar la producción y responder a las necesidades del mercado. Juntos hicimos todo lo posible para llevarlo a un final exitoso para el cliente.

¿Cuál es la fortaleza de la colaboración entre WEMO y AWL?

Al formar una unidad en una etapa temprana, se pueden armonizar los procesos adecuadamente. Dependemos unos de otros. AWL necesita un buen producto y WEMO necesita saber cuáles son los requisitos de ese buen producto. Es un acto de equilibrio constante entre las demandas del cliente, los requisitos de AWL y las capacidades de WEMO. Esto es fundamental para llegar a una buena solución. Saber qué se necesita para obtener lo mejor para el cliente. Entonces es muy valioso si ya han trabajado juntos con éxito anteriormente.

René: “En una etapa temprana, debes hacer coincidir a las personas adecuadas de AWL con las personas adecuadas de WEMO. Ambos tenemos especialistas internos que hablan el mismo idioma. Si se comunican, pueden hacerse muchas cosas y se crea magia.”

Harold: “Sé que S&J esperaba que dos fabricantes de maquinaria holandeses pudieran trabajar en estrecha colaboración. Durante el proyecto, prevaleció la comunicación rápida y directa y hubo una forma de trabajar altamente profesional y orientada hacia las soluciones. También nos atrevimos a incluir al cliente en nuestras discusiones. Esto aseguró que nunca eligiéramos la opción más fácil para una de las partes, pero siempre continuamos luchando para encontrar la mejor solución para todas las partes. No siempre fue fácil, pero al final la expectativa del cliente se materializó.”

Viendo hacia atrás sobre el proyecto de S&J. ¿De qué se enorgullece más?

René: “S&J tiene una solución preparada para el futuro. Con esta solución automatizada, pueden seguir produciendo en los próximos años.”

Jules: “Fue un proceso continuo junto con el cliente, WEMO y AWL. Solo tienes éxito en esto si participamos juntos, con total confianza, con una mente muy abierta y orientada hacia las soluciones, y luego se verá hasta dónde se puede llegar.”

Harold: “Lo que me pareció genial fue la solicitud de trabajar con los departamentos de I+D y Producción del cliente y AWL en la optimización de una gama de productos para que fuera adecuada para una producción totalmente automatizada, y además tener la oportunidad de proporcionar a las instalaciones de producción una planificación de proyectos increíblemente competitiva. Superamos las imposibilidades del pedido una a una, y entregamos una máquina dentro del plazo establecido.”